Blogia
Bitácora de Martha Cecilia Ruiz

Mi vida en el gym 2

Mi vida en el gym 2

 

Día 2

Éste debería ser considerado como el primer día, pues hasta hoy logré entrar el gimnasio con ganas de ejercitarme. La inscripción fue fácil, al parecer todos confían en que no me dará un paro cardíaco y que estoy en condiciones para someterme al rigor deportivo, así que Jimmy el entrenador de turno me da la bienvenida  y pregunta sobre mis metas.

-“Ser la campeona centroamericana de fitness”. Claro que no respondí eso, simplemente recurrí a la vieja y trillada frase: estar en forma, bla, bla, bla. Así que luego de una explicación que no escuché por el ruido de las pesas y la música de ambiente, inicio con en la máquina caminadora y recuerdo uno de mis viajes a México D.F. cuando con tacones y maletas Marlia Marliux  Avendaña y yo, nos ejercitamos en el gimnasio de hotel Xi Roma, pero esa es otra historia.

Empiezo como los antiguos griegos, buscando la combinación perfecta de mente y cuerpo sanos, caminando erguida sobre aquella banda programada a 20 minutos, -sencillo-, me dije, así que aceleré la velocidad mientras veía de reojo al vecindario, todos muy concentrados en sus máquinas. 

Antes de lo esperado, me sentía como salida del coliseo romano después de una lucha cuerpo a cuerpo con león, mis piernas tensas, mi espalda sudada, mi respiración entrecortada, mis brazos temblorosos asidos a la máquina para evitar una caída. Pero  ¡Oh sorpresa, apenas van 5 minutos!

 

Para saber cómo estuvo el Día 1, clic aquí.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres